¿REALMENTE QUERÍAN LECTORES?

Por Johana Trujillo (@jOtrujillo)*

En mi timeline de Facebook me apareció la nota de Animal Político sobre ediciones “El Milagro” de Teatro El Milagro. Fue impulsada por Daniel Jiménez Cacho, Gabriel Pascal, Lorena Maza, David Olguín, entre otros. Surgió en 1992, como un espacio editorial para darle relevancia al teatro y al cine a través de la publicación de libros. Nació de gente de teatro, de personas que necesitaban ponerse en contacto con sus contemporáneo de otras latitudes, con el pensamiento teatral y la reflexión. Querían darle dignidad a las obras y autores nacionales.

En la nota sobre la sobrevivencia de dos décadas de ese proyecto, en un país donde casi nadie lee, y menos teatro y cine, David Olguín comenta que la selección de las obras y autores a publicar opera así: privilegiar textos contemporáneos, hacer un balance adecuado entre teatro universal y la dramaturgia mexicana, y el filtro más importante es la calidad del texto, eso es lo que más les interesa. Su labor es loable por ello.

Algo llama mi atención. Comenta que uno de los momentos críticos de la editorial fue:

Habíamos corrido con mucha fortuna en nuestra relación con la dirección general de publicaciones de Conaculta. Nos consideraba un buen socio y hacíamos libros de calidad. Sin embargo, en este último periodo con Laura Emilia Pacheco cambió radicalmente toda la política hacia las editoriales independientes, se fue poniendo más difícil. Dijimos pues al carajo no hacemos nada con Conaculta y nos empezamos a mover para armar coediciones con universidades y demás instituciones pero nos pegó muy fuerte. Desafortunadamente tenemos un mercado editorial deprimido, falta de costumbre para el libro teatral y cierto anti intelectualismo que de pronto priva en el medio teatral.”.

Animal Político dice que no son independientes del todo, sino autónomos porque practican una especie de economía mixta: los socios inauguraron el bar que financia los diversos proyectos culturales de “El Milagro”, como el teatro. Esta estrategia les ha permitido no depender ciegamente de los apoyos gubernamentales.

Hacia el final de la entrevista Olguín comparte que uno de los grandes retos es:

“radicalizar más la oferta editorial, en el sentido de su calidad. Hay pocos fondos y tenemos que apostar editorialmente a lo que creemos que vale la pena. Por otro lado, hay que buscar otras vías de comercialización, entrarle al mundo digital sin olvidar la idea del libro físico.”

 

MIS REFLEXIONES

La mayoría de los proyectos que inician comienzan por un deseo personal. Ediciones El Milagro Nació de gente de teatro que querían ponerse en contacto con sus contemporáneo de otras latitudes, con el pensamiento teatral y la reflexión. Querían darle dignidad a las obras y autores nacionales. Este punto es clave para entender su sobrevivencia. Su propósito inicial no era formar lectores de textos teatrales. Esa decisión hace una diferencia.

¿Es un milagro humano su sobrevivencia o su perseverancia y estrategia mixta? Yo creo que es lo segundo: les da autonomía, pierden independencia, pero siguen conectados con su necesidad de mantenerse en contacto con sus contemporáneos de otras latitudes…por 20 años.

¿A qué se debe que no se acostumbre leer un libro teatral? ¿Quiénes leen textos teatrales? Si quiero que más gente lea teatro (y por ende compre los libros que escribo o edito) necesito saber quiénes son y dónde están, y los más importante ¿cuántos hay? Eso implica harto tiempo de investigación (que si no tienes para editar, menos para formar tu comunidad de lectores). En el tiempo que estuve trabajando en el Teatro La Capilla y conviviendo con la comunidad teatral de la Ciudad de México, los posibles lectores podrían ser los que quieren escribir teatro, los que quieren actuar un texto, los que quieren dirigir o producir ese texto, los que vieron una obra y el texto les resonó en algo como para comprarlo. Y esto es a nivel nacional e internacional. ¿Quién o quienes serían responsables de fomentar el gusto por la lectura de textos teatrales?  ¿Las universidades? ¿Los dramaturgos? ¿Las editoriales? Más lectores, menos libros en la bodega y más dinero para editar y publicar.

Apostar a lo que se cree que vale la pena apostar versus editar libros que no se queden en la bodega. ¿Qué es lo que se quiere? Lo primero está bien. Sin embargo, elegir ese camino es elegir también una estrategia de comunicación que hable sobre “eso que se cree que vale la pena apostar” para que otros comiencen a verlo. Eso lleva al trabajo de crear un público para ese interés específico, y eso lleva su tiempo y su costo.

Si algo he aprendido después de empezar Distrito Teatral, hace cinco años, es eso: antes de aventarte ten claro quién va a comprar lo que haces, o investiga si hay un grupo de personas interesadas o que sabrás cómo interesarlas. Cuando empecé quería promover el teatro y sabía que quería hacer una comunidad de personas a las que les gustara ir al teatro. Si no te gusta la idea de vender, entonces, aprende a hacerlo de otra manera o busca quien sí sepa. Y si no quieres vender ten claro porqué lo has elegido así. Con el tiempo, si tu proyecto comienza a crecer, sin un modelo de negocio claro vas a sobrevivir.

Podríamos partir de reflexionar esto: ¿Por qué haces lo que haces? ¿Quieres vender y tener personas que compren lo que haces? ¿Haces tu trabajo para buscar el reconocimiento de tus colegas (que no compran lo que haces)? ¿Sobrevivir de lo que queremos o cuestionar lo que no nos permite vivir de eso que queremos? Elijo esto último.

 

JOHANA TRUJILLO

johana.trujillo[@]distritoteatral.mx

Apasionada por mejorar el entorno conociendo y entendiendo lo que inquieta a los clientes. Con 9 años de experiencia en proyectos de identidad gráfica y editorial y 7 años en la comunicación y marketing de las artes. Esta diseñadora gráfica ayuda a sus clientes a llegar a más audiencia y que más personas conozcan sus puestas en escena mediante diseño grádico y estrategías de comunicación que hablan mostrando su valor a las personas adecuadas. Hoy quiere crear nueva audiencia para los eventos culturales en www.salasllenas.mx Conoce mi trabajo gráfico aquí

 

You may also like

Dejar Comentario